SOY SAMUEL MEDRANO PHOTOGRAPHER


Desarrollo mi actividad de fotografía en Logroño, pero me desplazo por todo el país (España). Mi compromiso hacia mis clientes es proporcionar una calidad superior buscando la EXCELENCIA. Con unas fotografías excepcionales que verdaderamente cuenten lo que tenemos delante para fotografiar.

Soy fotógrafo profesional desde 2009 perteneciendo a la AFP con el número 1258

 

Un referente en fotografía es Samuel Medrano. Aporta la técnica del buen profesional y el detalle de la sensibilidad personal; aporta esa pasión que necesita la imagen para quedarse en nuestro recuerdo.

Más allá de la foto fija, logra recrearse y emerger al compás de cada disparo... hasta lograr conmover cuando capta su mirada. Como si se aliara con la luna para abrazar el foco de la cámara, coloreando objetivos y modelos, dándoles un protagonismo, una vida tan extraordinaria que se escapa de la rutina vulgar; como si de las sombras emergieran auténticas leyendas cargadas de emociones, rompiendo el silencio...

Sí... la fotografía de Samuel Medrano seduce, consigue revelar cuanto quiere demostrar... y tamizar cuanto prefiere pasar desapercibido. Ese es el respeto que brinda la mirada; la mirada de Samuel Medrano.

Texto de: Oscar Lázaro

 

LA POSE NO POSADA

La pose no posada es la combinación de todo el pensamiento, la planificación, la preparación y la creatividad que va en cada uno de mis disparos. Es parte técnica y parte estilo creativo. Es todo lo que empleo para hacer que los momentos aparentemente sinceros cobren vida. Incluso como una imagen fija. Me esfuerzo por crear y capturar imágenes visuales llenas de emoción e intimidad. Al hacerlo me aseguro que cada novia se sienta cómoda y que aparezca con su mejor ser en cada momento. La pose no posada es una mirada que hace mi trabajo reconocible y distinguido.

 

Hay infinitas maneras de captar la emoción y la energía que hay durante la boda, que es donde mi creatividad juega un papel fundamental. Saber que cada elemento se lleva a cabo con propósito e intención. Cada momento aparentemente accidental es totalmente intencional.

 

Cada pareja tiene su propia dinámica que define su amor y esto es lo que veo a través de la cámara. Al trabajar con la novia y el novio durante todo el día de la boda, me aseguro de que todo el mundo se sienta cómodo frente a la cámara. Con un enfoque visualmente agradable, emocionalmente estimulante y creativo, aseguro que los matices únicos de la pareja sean la vanguardia de cada toma.

 

Los momentos intermedios, preparándose en casa con las amigas, llamando a su marido para decirle que lo ama, el último beso antes de que un padre lleve a su hija al altar, son la esencia de lo que hace que las bodas sean tan poderosas. Para mí, veo estos momentos como oportunidades para intervenir, mejorar y capturar para siempre, creando lo que yo llamo la POSE NO POSADA.

 

Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje.
Henry Cartier-Bresson